“No lo intentes. Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes!”  –  Joda, el más respetado de los maestros Jedi

En La Odisea (obra del poeta griego Homero), Odiseo (a quien se conoce como Ulises en la traducción al latín) se preparaba para combatir en la guerra de Troya cuando se dio cuenta de que, al partir, dejaría abandonado a Telémaco, su heredero y único hijo. Como el niño era pequeño y las guerras generalmente se prolongaban durante años (la Guerra de Troya duró 10), Ulises confió a Mentor, su sabio amigo en quien tenía depositada toda su confianza, el cuidado y la educación de Telémaco.

En la actualidad, la mentoría es un proceso mediante el cual una persona con experiencia ayuda a otra, menos experimentada, a lograr sus metas y a desarrollar sus habilidades, típicamente a través de la metodología conversacional, así como otras actividades de aprendizaje.

Un mentor tiene un interés genuino de ayudar a una persona sin experiencia. El mentor sirve como un modelo, un confidente, ofreciendo conocimientos, visión o perspectivas útiles a la persona a la que apoya.

Pertenecer a Toastmasters ofrece muchas oportunidades, pero ninguna tan rica y gratificante como la oportunidad de trabajar con el apoyo de un mentor. Buscar el apoyo de un mentor puede ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos, evitar cometer errores y desperdiciar tiempo valioso.

La mayoría de los nuevos socios se unen a un club Toastmasters porque tienen necesidades y/o problemas relacionados con sus habilidades para hablar en público y esperan que el club les ayude a resolverlos y a cumplir sus objetivos. Sin embargo, al inicio, estos nuevos socios no están familiarizados con su club. No saben qué es un administrador de tiempo o qué hace un contador de muletillas. Todo lo que sucede en el club es nuevo para ellos. Aún así, se espera que participen plenamente, que preparen y que presenten discursos —algo que a muchos les aterroriza. Además, se espera que lo hagan todo esto con un mínimo de instrucción y orientación.

Los nuevos socios  necesitan que alguien les explique el programa y les muestre cómo prepararse para las diversas funciones en una sesión. También necesitan ayuda para preparar y ensayar sus primeros discursos. Los mentores pueden proporcionar ese valioso soporte.

Un programa de mentores ofrece muchos beneficios para los nuevos socios:

  • Conocer el programa. Los mentores ayudan a los nuevos socios a familiarizarse con los manuales del  Comunicador Competente y Líder Competente, las diferentes funciones de la sesiones de club y las oportunidades derivadas de pertenecer a Toastmasters.
  • Aprender las prácticas y normas del club. Los mentores ayudan a los nuevos socios a aprender sobre el club y sus actividades.
  • Ganar confianza. La autoconfianza de los nuevos socios aumenta en tanto adquieren los conocimientos que les proporcionan sus mentores.
  • Mayor participación. Los mentores ayudan a los  nuevos socios a familiarizarse y a disfrutar del club. Como resultado, éstos se involucrarán más en las actividades del mismo.
  • Aprender habilidades de comunicación rápidamente. Los mentores familiarizan  a los nuevos socios con los recursos educativos disponibles y les asesoran en la preparación y presentación de sus discursos, lo que permite a los nuevos socios avanzar más rápido.

¡También ayuda a socios experimentados del club!

Incluso los socios más experimentados del club pueden beneficiarse de la ayuda de un mentor. Quizá ya tienes el grado de Comunicador Competente pero deseas aprender más sobre algún aspecto de la comunicación en público, como la organización del discurso o el uso del humor. Si algún socio del club sobresale en esas áreas de tu interés, esa persona puede ser tu mentor y ayudarte a desarrollar esa habilidad en particular. Tal vez, admiras las habilidades de un oficial para motivar e inspirar a los socios. Tal vez,  ese oficial estaría dispuesto a ayudarte a aprender esas habilidades de liderazgo.

Con la orientación de un mentor más experimentado, los socios pueden lograr:

  • Pulir habilidades. Un mentor puede proporcionar información útil para alentar a los socios a aprovechar y, tal vez, a revitalizar las habilidades que ya poseen.
  • Aprender nuevas habilidades. Siempre es posible desarrollar nuevas habilidades.

¡Ser Mentor tiene muchas recompensas!

Hay muchos de beneficios que derivan de compartir tu experiencia con otros:

  • Aprender de aquellos a quienes asesoran. A menudo, los nuevos socios ofrecen nuevas perspectivas e información.
  • Mantenerse productivos. Los mentores siguen haciendo uso de sus conocimientos y habilidades
  • Hacer algo por los demás. Ayudar a los demás es una confirmación de nuestra propia capacidad, aunque también nos sentimos bien con nosotros mismos cuando ayudamos a alguien a lograr sus objetivos
  • Recibir el reconocimiento. Los mentores son respetados y apreciados por otros socios

¡Todo el club se beneficia!

Cuando los socios experimentan el efecto positivo de una actividad, todos en el club se benefician:

  • Incrementar la membresía. La rotación se reduce debido a que los socios se involucran en el club y fácilmente desarrollan amistades.
  • Más socios satisfechos. Los socios continúan aprendiendo, creciendo y disfrutan de la experiencia de pertenecer al club.
  • Retener a más socios. Cuando los socios están satisfechos, permanecen más tiempo en el club.
Si eres un nuevo socio o un socio experimentado, si requieres un mentor o quisieras ser uno, descarga el Formato de Registro y Solicitud de Mentor, llénalo y entrégalo a tu Vicepresidente de Educación.
|
Adaptado del artículo “Mentor a Member” del sitio de Toastmasters International.
Anuncios

Un comentario sobre “El Mentor

Los comentarios están cerrados.