Notas de la Conferencia “How I went from Chump to Champ”, dictada por Darren Lacroix en la Universidad Iberoamericana el 29 de Junio de 2012 –compartidas por María Martínez S. | CC, Socia del Club “Nini Trevit”  
  • Para ser un buen Orador, es necesario adquirir el hábito de practicar, varias veces;  “no dejar el escenario”.
  • Nadie llega al éxito solo.
  • Hablar no es un monólogo; es muy importante la entrega de la información.
  • Si quieres ser un buen orador no te compares con nadie.
  • Los mejores piensan diferente; por eso hay que ser como ellos; acércate a los mejores para saber cómo piensan
  • Para ser un buen orador; tienes que pensar que  ya eres un excelente orador.
  • Si haz conocido alguien exitoso; pregúntale que hábitos tiene para que tú seas igual que él.
  • Cuida tu forma de pensar (pensamiento, hábitos, crear resultado)
  • Si te sientes incómodo, es el momento de cambiar

Consejos de Darren La Croix para ser un buen orador

  1. No rechaces tiempo en el escenario
  2. Grábate todas las veces; “si tú no te quieres oír, ¿por qué otros debería hacerlo?. Si te grabas, serás dos veces mejor que ahora.
  3. Siéntete con la seguridad de ser humilde. Necesitas un coach, recibe con humildad lo que tengas que recibir. Los campeones tienen un coach; todos los ganadores tienen un coach; tienes que estar dispuesto a tener un coach
  4. Realiza pausas: los campeones mundiales hacen más pausas que nadie ; después de hacer una pregunta, “cállate”!

Lo más importante de una presentación es el proceso de pensamiento del oyente; no es tu apertura, ni tu cierre; sino cómo transmites tu mensaje a la audiencia.

Cuando hagas una pregunta al auditorio; deja que te respondan; si el orador sigue hablando,  rompe la conexión y no deja que el auditorio piense.

La pausa es muy importante, ya que hace que el auditorio piense el mensaje que queremos transmitirle.

Pausamos  para que nuestro auditorio reflexione; la pausa es incómoda y no es fácil. En tu discurso, pregunta y sostén tu pausa hasta que te sientas incómodo.

Si quieres ser campeón tienes que estar dispuesto a sentirte incómodo.

  1. Los campeones no son perfectos; tu audiencia no te quiere ver perfecto, pero SÍ, PRESENTE. No memorices el discurso, pero sí, interioriza
  2. Los campeones tiene una chispa en los ojos, ya que tienen un mensaje en el corazón que van a compartir con su audiencia; esta chispa es lo que atrae a la audiencia.

La chispa en los campeones:

  • Preparan su discurso
  • 5 minutos antes de empezarlo, se preparan mentalmente
  • Se hacen presentes: estoy aquí, ahora, conmigo [mismo].

Para cambiar emociones, ayúdate de música; escucha tu canción favorita 5 minutos antes; si tienes problemas, déjalos en la puerta.

  • Pregúntate: ¿cuál es mi intención? ¿Qué quiero transmitir con mi mensaje? ¿cuál es mi objetivo? ¿qué quiero lograr?
  • Diviértete. Si el orador se divierte, el auditorio muy probablemente también lo hará.
  • Pregúntate: ¿cómo daría yo esta presentación si ésta fuera la última?
  • Cada vez que hables ante un auditorio, pon a la persona más importante en primera fila.

Presentar no es un monólogo, es un diálogo: Pon tu frase en el Pedestal de la Pausa.

¿Cuál es tu mensaje con el que quieres que se vaya el auditorio? Levántate y demuestra que es importante.

LA CEREZA DEL PASTEL:

Cuando yo acabe este discurso, ¿qué quiero que mi audiencia piense, haga o sienta? Escríbelo en 10 palabras; si no está claro, tampoco lo será para tu audiencia.

Enhanced by Zemanta
Anuncios