Hablando en situaciones difíciles

Cómo encontrar tu voz sin alentar el conflicto.

Por Jesse Scinto, M.S., ACB, ALB

Geeta, una Toastmaster, tiene problemas en su trabajo. Como Gerente de Proyectos Digitales de una conocida marca de salud, ella ha hecho un gran esfuerzo en desarrollar una aplicación en línea de la cual se siente muy orgullosa. No obstante, ha tenido diferencias con Steve, el Director de Mercadotecnia.

“Él aparece, aún cuando no es invitado” dice Geeta (nombre ficticio). “Incluso intenta apuntarse los éxitos de mi trabajo ante el Director General”.

jefe-insoportableEn su intercambio de mensajes por correo electrónico con Steve ha tenido disputas sobre quién es responsable de qué. Esto ha sucedido por meses y Geeta ha considerado pedir a su jefe que le cambie de puesto, sólo para evitar a Steve. Tiene que haber otra manera de resolver el conflicto, pero ¿cuál?

Los conflictos son algo normal en la vida. En el trabajo, la familia y la política, surgen desacuerdos. Cómo resolvemos los conflictos puede tener un significativo impacto en nuestra felicidad y realización personal. Por supuesto que en esto, la comunicación es la clave. Sin embargo, la resolución de conflictos implica algo más que el [simple] deseo de querer hablar. Requiere de recuperar la perspectiva, replantear nuestras aportaciones y ensayar nuestro enfoque.

Cuando me enfrento a situaciones difíciles, recurro a menudo al libro clásico del Proyecto de Negociación Harvard Conversaciones difíciles: Cómo discutir lo que realmente importa. Recientemente conversé por teléfono con uno de los co-autores, Douglas Stone. “No tienes que ser Martin Luther King o John F. Kennedy para ser bueno enfrentando conversaciones difíciles”, dice Stone. En cambio, cita autenticidad, escucha y claridad de propósito como habilidades críticas.

Recuperar la perspectiva

Cuando enfrentamos un conflicto, es fácil caer presa del pensamiento todo o nada. Suponemos que si tenemos razón, entonces la otra persona debe estar equivocada. Culpamos y hacemos  declaraciones (siempre dejas los platos en el fregadero). Exasperados, recurrimos a las formas más extremas de comunicación.

Uno de esos extremos es la escalada, en la cual intentamos imponer nuestra voluntad usando el sarcasmo, gritando, apelando a la autoridad, formando alianzas o empleando técnicas similares. El problema de la escalada es que rara vez produce los resultados que queremos. Temporalmente podemos imponer nuestra voluntad al otro, pero éste se sentirá resentido por ello. La escalada destruye las relaciones.

El otro extremo es la evasión, no hacer nada y esperar lo mejor. Elegimos la evasión cuando tememos las consecuencias de hablar. ¿Qué pasa si decir algo empeora las cosas? ¿Qué pasa si daña nuestra relación o me hace ver como un tonto? Los riesgos parecen superar los beneficios.

No obstante, la evasión tiene un precio. Cuando nos quedamos callados, dejamos que los demás piensen que estamos de acuerdo con ellos, aun si no lo estamos. Facultamos a quienes [sí] están dispuestos a hablar, lo que les permite atraer a oyentes comprensivos que nunca escucharon nuestro punto de vista. También privamos a quienes [sí] hablan de la oportunidad de hacer bien las cosas. Pueden llegar a desconocer cuán mal nos sentimos o cómo nos afecta su comportamiento si no lo ponemos en palabras.

“En el corto plazo las consecuencias [de hablar] pueden ser incómodas,” dice el coautor Stone. “Pero en el largo plazo, las consecuencias de no hacerlo pueden llegar a ser aún más incómodas”.

Tanto la escalada como la evasión nos impiden ver posibilidades de compromiso y entendimiento. El libro Conversaciones difíciles dice que podemos recuperar la perspectiva sobre el conflicto con una “conversación de aprendizaje,” en la que buscamos puntos en común y tratamos de comprender el punto de vista de la otra persona.

En la situación de Geeta, un primer paso podría ser invitar a Steve a una conversación de aprendizaje.

Uno de los errores más comunes en una situación de conflicto es suponer que conocemos las intenciones de la otra persona. No hay forma de saberlo con certeza a menos que nos lo diga, y aun así, puede confundirse el “por qué” de sus acciones. En lugar de eso, céntrate en el impacto que has experimentado, usando declaraciones con “Yo” para describir tus sentimientos y observaciones (al igual que en una evaluación). El siguiente es un ejemplo que muestra cómo se aplica este enfoque en Toastmasters.

Desde que Antonio se convirtió en el Vicepresidente de Membresía de su club, ha recibido consejos no deseados de la ex Presidenta Ruth (nombres ficticios). Ella afirma estar ayudándole. “Antonio es nuevo y no conoce nuestras tradiciones”, dice. Pero Antonio no está de acuerdo y pidió la intervención del Presidente actual del club.

Por otro lado, Ruth siente que cada vez que [ella] habla, Antonio tuerce la mirada y sacude la cabeza. Ella, también ha hablado con el Presidente actual. ¿Qué podrían hacer diferente?

Esta es una situación propicia para una conversación de aprendizaje que separe las intenciones del impacto. Por ejemplo, Antonio podría decir: “no sé si es tu intención, pero cuando me envías correos electrónicos sobre las tradiciones del club, siento como si me pisaras los dedos de los pies. Quisiera un poco más de espacio. ¿Podemos hablar sobre ello?”

Si Ruth es quien inicia, [ella] podría decir: “cuando tuerces la mirada, siento que me faltas al respeto. No sé si esa es tu intención o si sabes que lo estás haciendo. Pero espero que podamos hablar.

Incluso cuando tratamos de ocultar los sentimientos, estos se hacen evidentes a los demás a través nuestro lenguaje corporal.

Replantear tu parte

Es fácil de reconocer el comportamiento problemático de los demás, pero es más difícil ver el propio. Para resolver el conflicto, debemos estar dispuestos a examinar cómo contribuimos al mismo. Según el libro Conversaciones difíciles , todos los conflictos se manifiestan en tres niveles: identidad, sentimientos y hechos.

Los hechos tienen que ver con las acciones observables que dan lugar al conflicto; en otras palabras, qué sucedió, qué es lo que se dijo. Esto puede ser lo que esté en disputa. Los sentimientos son reacciones emocionales: ira, frustración, tristeza o humillación. Incluso cuando tratemos de ocultar nuestros sentimientos, éstos se hacen evidentes a los demás a través de nuestro lenguaje corporal.

El tercero y más profundo nivel tiene que ver con la identidad propia. ¿Soy una persona buena o mala? ¿Soy querida o no lo soy? ¿Soy competente o incompetente? ¿Qué pensarán de mí los demás si digo algo ahora?

Los sentimientos y problemas de identidad hacen del conflicto algo acerca de lo cual es difícil hablar. Pero la conciencia nos ayuda a ver lo que es [realmente] importante y evitar que los demás nos golpeen desequilibradamente.

Ensaya tu mensaje

Es común ponerse nervioso en una conversación difícil. Sin embargo, el ensayo puede ayudarnos a mantener la calma y elegir las palabras que mejor reflejen nuestros pensamientos y sentimientos. “Antes de practicar”, dice, Stone, “piensa sobre la esencia de esta conversación”. Entonces practica cómo decirlo, o incluso escribe las palabras a utilizar.

Trata de anticipar lo que la otra persona dirá y cómo responderás. Escribe un plan: “Si Mike continúa haciendo comentarios sobre mi peso en el trabajo, entonces le diré…” Esto es lo que se conoce como planificación de la implementación.

Aunque el ensayo es útil, no siempre sabemos cuál será el derrotero de la conversación. “Tienes que recordar que ésta no es una presentación, es una conversación. Una parte importante de lo que estás haciendo es escuchar”, dice Stone. Sé generoso al escuchar a la otra persona y habla desde el corazón.

Expectativas realistas

Al final, debes tener expectativas realistas sobre lo que puedes lograr en una conversación acerca del conflicto. Tu objetivo puede ser que la otra persona cambie, pero no podrás controlar cómo responderá. Lo que puedes controlar es compartir lo que es importante para ti.

“Pienso que a menudo lo que realmente se queda con nosotros no es los que hizo la otra persona,”, dice Stone. “Es lo que no hicimos o no dijimos en nombre de nosotros mismos”.

Adaptado del Artículo: Speaking in Tough Situations de la Revista Toastmaster de Octubre de 2015.

Toastmasters International es el líder mundial en programas para el desarrollo de la comunicación y el liderazgo. Más de 332,000 miembros en una red de 15,400 clubes en 135 países lo comprobamos.

Conoce más sobre el Programa de Toastmasters y comprueba que esta puede ser una de las mejores inversiones que puedas hacer en ti misma/o.


La información en este sitio web es para uso exclusivo de los miembros y personas interesadas en el Programa de Toastmasters . Todos los derechos son reservados. Toastmasters Internacional, los logotipos de Toastmasters Internacional, del Club “Nini Trevit” y todas las otras marcas comerciales y derechos de autor son propiedad exclusiva de sus respectivos titulares y sólo pueden ser utilizados con autorización. Para mayor información sobre Toastmasters International visita http://www.toastmasters.org

Anuncios

Discursos técnicos

Pasos para el éxito!

El informe técnico es un discurso serio que contiene información técnica dirigida a una audiencia crítica. El informe es el discurso más común en el lugar de trabajo.

meeting

Hay varios tipos de informes técnicos, pero la mayoría son discursos para informar. Los informes proveen y explican hechos importantes de una manera que permite a la audiencia captar rápidamente y entender cómo aplicar esos hechos. Algunos ejemplos pueden incluir: Un ingeniero informa a un grupo de gerentes acerca de un proyecto. Un investigador reporta sus hallazgos recientes. Un ejecutivo de mercadotecnia presenta un informe sobre una prueba de producto. Un gerente de línea explica a un jefe de división el progreso de la producción. Un supervisor aclara una nueva política a sus subordinados. Un cabildero informa a un grupo de legisladores sobre el impacto de una propuesta de ley.

Sigue los siguientes pasos para tener éxito en tu informe técnico:

  • Conoce a tu audiencia de manera que emplees el nivel apropiado de material técnico y jerga. No querrás hacer perder tiempo a nadie con una explicación difícil de comprender o muy aburrida.
  • Define el propósito de tu presentación en una sola oración. Esta oración te servirá como punto focal para toda tu presentación y será recurrente a lo largo de tu plática. Para la mayoría de los informes técnicos, recabar una gran cantidad de información es a menudo más sencillo que reducirla a un número manejable. Trata de seleccionar tres a cuatro puntos primarios que apoyen tu mensaje principal y plantea cada uno en una sola frase.  Para terminar tu discurso, haz un resumen de los puntos principales que presentaste e incluye las conclusiones a las que hayas llegado para sustentar la relación con ellos.
  • Ordena tu material en un bosquejo que contenga una introducción, un cuerpo y una conclusión. Plantea tu mensaje principal desde el principio, refuérzalo a lo largo de tu presentación y repítelo en tu conclusión.

Lo mismo si estás vendiendo artículos de cocina en una tienda departamental, que explicando los resultados de una investigación a un grupo de expertos en genética, los pasos son los mismos. Tu audiencia, quien ésta sea, apreciará la claridad y enfoque de tu excelente discurso técnico.

Basado en información del Manual Avanzado de Comunicación “Presentaciones Técnicas” de Toastmasters International.  

Toastmasters International es el líder mundial en programas para el desarrollo de la comunicación y el liderazgo. Más de 332,000 miembros en una red de 15,400 clubes en 135 países lo comprobamos.

Conoce más sobre el Programa de Toastmasters y comprueba que esta puede ser una de las mejores inversiones que puedas hacer en ti misma/o.

El Orador de Temas Improvisados

EL IMPROVISADOR ESTRUCTURADO

Mucho de los que hablamos día tras día, nuestras conversaciones cotidianas, son formulaciones improvisadas. No obstante ello, la sección de TEMAS IMPROVISADOS – también conocidos como TÓPICOS DE MESA – es para algunos, la de mayor reto en una #SesiónToastmasters.

Los Temas Improvisados son una tradición en Toastmasters. Sin embargo, su práctica es algo más que un simple ejercicio para afrontar la ansiedad. Se trata de desarrollar la capacidad para organizar rápidamente nuestros pensamientos y responder a una pregunta improvisadamente.


¿Por qué aprender a hablar improvisadamente?

  • Organizar rápidamente nuestros pensamientos
  • Establecer prioridades
  • Tomar decisiones
  • Expresar nuestras ideas
  • Una habilidad del “mundo real”

La sección de Temas Improvisados [típicamente] da inicio después de la de Discursos Preparados. El Director de Temas Improvisados es presentado por el Toastmaster de la Sesión, se dirigirá al atril y asumirá el control de la reunión . Dará una breve descripción del propósito de éstos y mencionará si seguirán alguna línea temática.

El Director de Temas Improvisados planteará [brevemente] una pregunta o tema y llamará a quien la responderá. Cada orador recibe una pregunta o tema diferente y es elegido al azar.

Cuando eres elegida para responder una pregunta o tema, levántate [de tu asiento] y da tu respuesta. Tu intervención debe durar entre 1 y dos minutos.

Toma un respiro y ¡prepárate para ser notable!

Adaptado del artículo TABLE TOPICS™ Speaker de Toastmasters International.

Toastmasters International es el líder mundial en programas para el desarrollo de la comunicación y el liderazgo. Más de 332,000 miembros en una red de 15,400 clubes en 135 países lo comprobamos.

Conoce más sobre el Programa de Toastmasters y comprueba que esta puede ser una de las mejores inversiones que puedas hacer en ti misma/o.


La información en este sitio web es para uso exclusivo de los miembros y personas interesadas en el Programa de Toastmasters . Todos los derechos son reservados. Toastmasters Internacional, los logotipos de Toastmasters Internacional, del Club “Nini Trevit” y todas las otras marcas comerciales y derechos de autor son propiedad exclusiva de sus respectivos titulares y sólo pueden ser utilizados con autorización. Para mayor información sobre Toastmasters International visita http://www.toastmasters.org


Temas relacionados

Entrándole de frente a los Temas Improvisados

El Manual Básico de Comunicación de Toastmasters

MANUAL DE COMUNICACIÓN COMPETENTE

Manual de ComunicaciónEl Manual de Comunicación Competente (CC) incluye los proyectos básicos del Programa Educacional de Comunicación de Toastmasters -las competencias “esenciales” de comunicación de un orador.

Los 10 proyectos de discurso del Manual del Comunicador Competente te ayudarán a desarrollar habilidades fundamentales de comunicación en público.

PROYECTOS:

El Rompehielos (4 a 6 minutos)

Para tu primer proyecto de oratoria te presentarás a ti misma ante tus compañeros miembros del club y les darás alguna información acerca de tus antecedentes, intereses y ambiciones.

Objetivos:

  • Empezar a hablar ante una audiencia
  • Descubrir las habilidades para hablar que ya tienes y las que necesitan algo de atención.
  • Presentarte a los miembros del club.

 

Organiza tu Discurso (5 a 7 minutos)

La buena organización de un discurso es esencial si tu audiencia ha de seguir y entender tu presentación. Debes darte el tiempo necesario para organizar tus ideas de forma ordenada.

Puedes organizar tu discurso de varias maneras; escoge el esquema que mejor convenga a tu tópico. La introducción deberá captar la atención de tu audiencia, el cuerpo debe apoyar las ideas que quieras transmitir y la conclusión debe reforzar tus ideas y ser memorable. Las transiciones entre los pensamientos deben ser sutiles.

Objetivos:

  • Seleccionar un esquema adecuado que permita a tus oyentes seguir y entender fácilmente tu discurso.
  • Transmitir tu mensaje con claridad, directamente, con material de apoyo que contribuya a dicho mensaje
  • Usar transiciones adecuadas cuando pases de una idea a otra.
  • Crear una sólida introducción y conclusión.

 

Ve al Punto (5 a 7 minutos)

Cada discurso debe tener un propósito general y uno específico. El propósito general es informar, persuadir, divertir y/o inspirar. El propósito específico es lo que tú quieres que la audiencia haga después de escuchar tu discurso. Una vez que has establecido tus dos propósitos te será fácil organizar tu discurso. También tendrás más confianza, lo que te hará más convincente, entusiasta y sincero.

Por supuesto, entre más organizado esté el discurso, más  probable es que cumpla su propósito.

Objetivos:

  • Seleccionar el tema de un discurso y determinar sus propósitos (general y específico).
  • Organizar tu discurso de la manera que más convenga para que logre cumplir su propósito.
  • Asegurar que la introducción, el desarrollo y la conclusión refuercen el propósito.
  • Proyectar sinceridad y convicción y controlar cualquier nerviosismo que pudieras sentir.

 

Cómo Decirlo (5 a 7 minutos)

Las palabras son poderosas. Transmiten tu mensaje e influencian a la audiencia y su forma de percibir las cosas.

La selección de palabras y su orden requiere casi tanta atención como la organización del discurso y su propósito. Selecciona palabras claras, exactas, descriptivas y cortas que comuniquen tus ideas de la mejor manera posible y ordénalas correctamente. Cada palabra deberá agregar valor, significado y fuerza al discurso.

Objetivos:

  • Seleccionar las palabras y las estructuras de oraciones correctas para comunicar tus ideas de manera clara, exacta y elocuente.
  • Usar recursos retóricos para realizar y enfatizar ideas.
  • Eliminar la jerga y palabras innecesarias. Usar la gramática correcta.

 

Tu Cuerpo Habla (5 a 7 minutos)

El lenguaje corporal es una parte importante al hablar porque fortalece tu mensaje y te da más credibilidad. También te ayuda a liberarte del nerviosismo que puedas sentir. La postura, los movimientos, los gestos, las expresiones faciales y el contacto visual ayudan a comunicar tu mensaje y a alcanzar el  propósito de tu discurso. El lenguaje corporal deberá ser suave, natural y comunicar el mismo  mensaje que tus oyentes están escuchando.

Objetivos:

  • Usar de la postura, movimientos, gestos, expresiones faciales y contacto visual para expresar tu mensaje y alcanzar el propósito de tu discurso.
  • Hacer tu lenguaje corporal fluido y natural.

 

Diversidad Vocal (5 a 7 minutos)

Tu voz tiene un gran efecto en tu audiencia. Una voz animada y apasionada atrae y mantiene la atención de los oyentes.

La voz deberá ser agradable, natural, enérgica, expresiva y escuchada fácilmente. Usa el volumen, tono, velocidad y calidad, al igual que las pausas apropiadas para reflejar y agregar significado e interés a tu mensaje. Tu voz deberá reflejar lo que estás presentando.

Objetivos:

  • Usar el volumen, tono, velocidad y calidad de voz para reflejar y agregar interés a tu  mensaje.
  • Utilizar pausas para realzar tu mensaje.
  • Usar la modulación de la voz fluida y naturalmente.

 

Investiga tu Tema (5 a 7 minutos) 

Tu discurso será mejor si puedes respaldar tus puntos principales con estadísticas, testimonios, historias, anécdotas, ejemplos, ayudas visuales y datos.

Puedes encontrar este material en Internet, una biblioteca o cualquier otro lugar. Usa la información recolectada de numerosas fuentes y respalda cuidadosamente tus puntos con datos específicos, ejemplos e ilustraciones, en lugar de basarte sólo en tus propias opiniones.

Objetivos:

  • Recabar información acerca de tu tema consultando distintas fuentes.
  • Respaldar cuidadosamente tus puntos y opiniones con datos específicos, ejemplos e ilustraciones reunidos a través de la investigación.

 

Siéntete Cómodo con las Ayudas Visuales (5 a 7 minutos) 

Las ayudas visuales ayudan a una audiencia a entender y recordar lo que escucha; son herramientas valiosas para el orador.

Las ayudas visuales más populares son aquellas generadas en computadora, transparencias, rotafolios, pizarrones blancos y objetos de muestra.

El tipo de ayuda visual que escojas dependerá de varios factores, incluyendo la información que desees exhibir y el tamaño de la audiencia. Las ayudas visuales deben ser adecuadas para el  mensaje y la audiencia y deben exhibirse correctamente con tranquilidad y seguridad.

Objetivos:

  • Seleccionar las ayudas visuales que sean adecuadas para el mensaje y para la
    audiencia.
  • Usar las ayudas visuales correctamente, con tranquilidad y seguridad.

 

Persuadir con Poder (5 a 7 minutos)

La habilidad de persuadir a la gente, es decir, hacer que entienda, acepte y actúe con base en tus ideas, es una destreza valiosa. Tus oyentes serán persuadidos más probablemente si te perciben como alguien confiable, si usas la lógica y la emoción en tu convocatoria, si estructuras cuidadosamente tu discurso y apelas a sus intereses. Evita usar notas puesto que pueden hacer que tus oyentes duden de tu sinceridad, conocimiento y convicción.

Objetivos:

  • Persuadir a tus oyentes de adoptar tu punto de vista o ideas o de actuar.
  • Apelar a los intereses de la audiencia.
  • Usar la lógica y las emociones para respaldar tu posición.

 

Inspira a tu Audiencia (8 a 10 minutos)

Un discurso que motiva a una audiencia a mejorar personal, emocional, profesional o espiritualmente depende mucho más de la apelación emocional. Une al auditorio en un estado de  amistad y de ganas de compartir deseos, aumenta el entusiasmo de la audiencia, y luego propón un cambio o plan y pide al auditorio que lo adopte. Este discurso durará más que las charlas previas, así que haz los arreglos necesarios para contar con el tiempo adicional.

Objetivos:

  • Inspirar a tu público apelando a motivos nobles y desafiando a los oyentes a alcanzar otro nivel en sus creencias o logros.
  • Apela a las necesidades y emociones de la audiencia, usando historias, anécdotas y citas para agregar drama.

 


Toastmasters International es el líder mundial en programas para el desarrollo de la comunicación y el liderazgo. Más de 332,000 miembros en una red de 15,400 clubes en 135 países lo comprobamos.

Conoce más sobre el Programa de Toastmasters y comprueba que esta puede ser una de las mejores inversiones que puedas hacer en ti misma/o.


La información en este sitio web es para uso exclusivo de los miembros  y personas interesadas en el Programa de Toastmasters . Todos los derechos son reservados. Toastmasters Internacional, los logotipos de Toastmasters Internacional, del Club “Nini Trevit” y todas las otras marcas comerciales y derechos de autor son propiedad exclusiva de sus respectivos titulares y  sólo pueden ser utilizados con autorización. Para mayor información sobre Toastmasters International visita http://www.toastmasters.org 

Presentando a un orador

Guía para el novato

1_ClubMeetings

En algún momento, sea por tus actividades profesionales o personales, serás anfitrión en algún evento donde tengas que presentar a los oradores. Cada orador merece una presentación pensada y útil que le ayude a él y a su audiencia a establecer un enlace.

Breve pero Sustancioso

La presentación de un orador es un discurso corto, usualmente con una duración de menos de un minuto. Aunque breve, incluye los elementos de un discurso formal:

  • Una apertura. Capta la atención de la audiencia y le hace consciente de la importancia del tema que viene.
  • Un cuerpo. Explica por qué fue elegido el tema, por qué el orador está calificado para abordarlo, por qué es apropiado para esta audiencia  y por qué este es el momento apropiado para discutirlo.
  • Una conclusión. En este caso, allana el camino para que el orador dé inicio con su presentación.

Un Ritual del Habla en Público

Considera la presentación de un orador como un breve ritual o ceremonia que cumple con algunos objetivos importantes. Dicha ceremonia es transicional. Marca la transición del orador, de ser parte del grupo, a pararse al frente a liderar su pensamiento.

  • Guía el pensamiento. Establece el tono para el tema del que hablará el orador, de modo que el grupo sepa qué esperar.
  • Agrega poder. Contribuye a fortalecer la autoridad del orador para mostrar que éste está preparado, tiene el conocimiento y la experiencia.
  • Establece el estado de ánimo. Por ejemplo, si el orador previo presentó un tema serio, la presentación del siguiente, preparará a la audiencia para escuchar un discurso más relajado o incluso, humorístico.

Así, si fueras la presentadora de un orador, ¿qué deberías decir?

Los discursos para la presentación de oradores deben ser elegantes, ingeniosos y divertidos…¡divertidos tanto para quien los escucha como para quien los da! Deja de lado las afirmaciones de que el orador es especialmente brillante, exitoso o un “gran orador.” En lugar de ello, destaca su experiencia y conocimientos sobre el tema del discurso. No protagonices – hazlo breve y sobre el orador. Familiarízate con el tema del discurso y trata de establecer el estado de ánimo de la audiencia. Sabrás que lo haz hecho bien si conseguiste captar el interés de la audiencia.

Basado en la Presentación de The Better Speaker Series, “Creating an Introduction” de Toastmasters International.  

Toastmasters International es el líder mundial en programas para el desarrollo de la comunicación y el liderazgo. Más de 332,000 miembros en una red de 15,400 clubes en 135 países lo comprobamos.

Conoce más sobre el Programa de Toastmasters y comprueba que esta puede ser una de las mejores inversiones que puedas hacer en ti misma/o.